Francesc Mates:
atleta y pionero del calzado deportivo

A principios de los años 40, un joven Francesc Mates -atleta y aprendiz de zapatero- empieza a diseñar sus primeros prototipos de competición con retales y sobrantes de materiales del taller de calzado donde trabajaba.

Las avanzadas innovaciones técnicas propuestas por el joven llamaron la atención en las competiciones donde participaba. Los encargos de otros atletas y entrenadores empezaron a crecer rápidamente derivando en la creación de MaTeS en 1947 con un Francesc Mates de tan solo 17 años.

Durante las décadas de los 50, 60 y 70, MaTeS se posicionó como uno de los fabricantes de calzado deportivo más valorados y apreciados por atletas de élite de la época, que encontraban en aquellas zapatillas las aliadas perfectas para mejorar su rendimiento.

El emblemático taller de MaTeS se convirtió en el punto de encuentro para los deportistas más relevantes del momento, atraídos por las soluciones técnicas que proponía el experimentado Francesc Mates, referente en la manufactura de calzado a medida y de altas prestaciones. La relación tan cercana con atletas de primer nivel permitía mejorar constantemente sus zapatillas en cada una de las disciplinas deportivas, destacando especialmente en atletismo y balonmano.

La pasión de Francesc Mates por el deporte, unida a su destacada implicación en la organización de eventos deportivos, le llevaron a ser socio fundador de la Comisión Marathon Catalunya -impulsora de la Maratón de Barcelona- e introductor de las carreras de orientación. Además, creó en 1981 la Cursa de l’Amistat, hoy considerada la mejor carrera de larga distancia de la ciudad, reconocida por su exigente y mítico recorrido entre las montañas
de Montjuic y Tibidabo.